Mensaje por la humanidad donada por la virgen a Lello, 3 Enero 2018

Queridos hijos, hoy también llego para llevar la Palabra de mi hijo Jesús, que me permite de llegar entre vosotros, para que yo, con mi llegada, pueda traer mas animas hacia El. El me ha concedido vivir estos momentos de gracia entre vosotros y yo como madre quiero ayudar vosotros y hacer conocer su amor.

Venís mis hijos, para que vuestra tristeza se transforme en felicidad.

No tengáis miedo de donar vuestra vida a El, porque El es la verdadera salvación, quien la perderá por su culpa, la encontrará otra vez. por esto mis hijos, con mi llegada, podéis saborear su paz en esta tierra.

Queridos hijos, mas que nunca, os invito a renunciar al pecado.

Muchos entre vosotros, que conocéis desde mucho tiempo sus Escrituras, no podéis vivir como si no habéis nunca saboreado su perdón y su amor. ¿Como se puede abandonar la gracia si en vosotros no existe una nueva vida?

Por esto mis hijos, ocurren animas, para ser luces de este mundo y que tengáis el deseo de caminar y seguir sus pasos, os invito a renovar vuestros “si”. No podéis servir dos padrones. uno solo es la vida.

Necesito de vosotros, mis hijos, necesitas nuevos apóstoles, para ser testigos de la verdad y a vosotros, hijos, que desde mucho tiempo estáis sufriendo, yo os invito a abandonar la oración en los momentos de dolor, porque esta es una suferencias pasajera.

No sois solos, yo estoy cerca y seco vuestras lagrimas. Mi hijo, os ha prometido que sanara todas vuestras heridas y ya desde la cruz el ha tomado todos vuestros dolores. El no os ha dejado huérfanos, pero os ha donado mi desde la cruz, como vuestra Madre.

Rezáis, rezáis, rezáis. Rezáis para todos los que se alejaron de la verdadera fe, viviendo como cañas rotas por el viento. A todos los que fallecieron, os invito a levantarse. El esta ahí que espera tu regreso.

Rezáis los unos por el otros sin nunca cansarse. Os bendigo todos.

(más…)

Continuar leyendo
Cerrar menú
Send this to a friend