Peregrinos
de Maria

Quienes somos

Mensaje para la humanidad, donando por la Virgen a Lello, 4 de enero 2020

Durante la aparición

Queridos hijos míos, hoy también llego entre vosotros para hacerle pisada un camino de santidad. Estoy con vosotros y cerca de vosotros.

Vosotros, hijos amados por Dios, que buscan Su amor, no tienen que dejarse confundir por todo lo que está en desorden y que no os permite de saborear Su amor. Mi Hijo es paz, consuelo y desea que cada uno de vosotros saborea Su amor.

Para ser curado por todas las heridas, ocurre decidirse de rezar, rezar, rezar para sentir en el profundo de su corazón la presencia viva y verdadera de mi hijo Jesús.

Coraje mis hijos, estoy cerca de cada uno de vosotros para dar consuelo y secar vuestras lagrimas.

Y vosotros que me habéis recibido en vuestros corazones para vivir estos tiempos de gracia, que habéis emprendido este camino, os pido de ayudarme y de hacer conocer el amor de mi hijo a todos los que no conocen a Dios.

Y vosotros, mis hijos peregrinos que están viviendo este don de amor, tienen que ser siempre perseverantes en la oración para que yo desde el cielo pueda revelar los proyectos que mi hijo tiene para cada uno de vosotros.

Gracias porque a través de vuestros cenáculos de oración, sois mis apóstoles y los otros pueden acoger el amor de Dios.

Estoy con vosotros como Madre de la ternura y llego en este lugar para donar toda mi ternura de Madre.

Oren, oren, oren para que se puedan realizar todos los planes de mi hijo Jesús.

Os agradezco por haber contestado a mi llamada.

Mensaje para la humanidad, donando por la Virgen a Lello, 7 de Diciembre 2019

Durante la aparición

Queridos hijos míos, hoy también llego entre vosotros como Madre del Consuelo, para que cada uno de vosotros pueda comprender toda la gracia que os dona el cielo.

Mis queridos hijos, mi corazón es feliz cuando os reunís en oración alrededor de mi Hijo Jesús y buscáis e imploráis su amor.

Os invito mis hijos a rezar en vuestras familias, donde no se encuentra aún mas la oración. Y vosotros que conocen la fuerza de la oración, ofrezcan cada día la oración cotidiana. Os rompieron de imágenes bendecidas, pero no tenéis la oración cotidiana.

Os invito mis hijos a tomar cada día la palabra de Dios y vivirla, porque a través de vuestra perseverancia y de vuestro testimonio, vosotros sois un ejemplo para los que no logran reza y no logran comprender el amor de Dios. Sean la luz del testimonio y no tengan miedo de invitar y rezar para los quien no conocen el amor de Dios.

Estoy con vosotros para ayudarlos y para destacarlos de todo lo que la aleja de los planes de Dios.

Por esto llego entre vosotros, para que sean siempre bendecidos y protegidos por el amor de Jesús. Regresen a El para sentirse amados y consulados.

No aquel que dice “Señor, Señor” se salvará, sino aquel que decide con su propio corazón recorrer con amor su santo viaje. Pruébalo y verás cuán grande es Su amor, por esto hijitos míos os digo a vosotros, estad vigilantes en la fe, porque Satanás quiere destruir a todas las familias y todo lo que encuentra.

Para ser mis testigos, es necesario recorrer las huellas de mi Hijo Jesús, porque a través de vuestra paz los demás verán que sois hijos de la luz y del amor. Serán sus ojos los que hablen.

Oren, oren, oren para que vuestra vida se convierta en alegría.

Gracias por haber contestado a mi llamada.

He confiado a María todas vuestras peticiones.

Mensaje para la humanidad donado por la Virgen a Lello, 6 de Julio 2019

Queridos hijitos míos, amados por Dios, también hoy, vengo entre vosotros para donar todo el amor del Padre.

Os hablo como madre y una madre consuela a sus hijos.

Hijitos míos, dad gracias a Mi Hijo Jesús por todo lo que os da y porque os da la gracia de hacerme estar en medio de vosotros, para que aprendáis a escuchar los mensajes que se os dan.

Es necesario hijitos míos ser verdaderos apóstoles de su amor, pero si ustedes no aprenden a acoger su palabra, que es vida y verdad, no podrán comprender su amor. Por eso vengo, para guiaros hacia el camino que mi Hijo ha trazado para vosotros, a fin de que os transforméis en verdaderos evangelizadores de su palabra. Hijitos míos, anunciad la buena nueva a todos y no tengáis miedo de testimoniar su amor, porque a través de la invocación del Espíritu Santo sois sus apóstoles.

Orad, orad, orad, porque sólo con la oración seréis capaces de alejar todo lo que os separa de mi Hijo.

Hijitos míos, os miro a cada uno de vosotros y veo todo vuestro dolor y desconcierto, estoy cerca de cada uno de vosotros e invoco sobre vosotros la bendición de mi Hijo, para que seáis capaces de ofrecer todo lo que hoy no entendéis en esta tierra.

Por eso os digo, no os dejéis engañar por las cosas del mundo, pero os exhorto a vivir por las cosas del cielo, donde nadie puede quitaros la esperanza de la eternidad.

Os exhorto a amaros unos a otros, porque a través de vuestro amor seréis testigos de su amor.

Hijitos míos, los invito a reconciliarse con Dios y a perdonarse, para sentir en su corazón ese amor que muchos de ustedes han disfrutado.

Orad, para que Satanás no os engañe con sus seducciones, dejándoos creer que ya no sois amados. Volved con vuestros pastores para ser perdonados y amados.

Rezáis, rezáis, rezáis. Os bendigo a todos.

Simple oración de peregrinos

Señor jesus
te bendecimos y gracias
Por todas las gracias que nos das.

Te agradecemos el regalo que nos das.
de tu dulce «madre»
Que con su sí venció el pecado de Eva !!

Se !! Oh madre
somos tus hijos
Y queremos ser consagrados a ustedes, hijos de Pellegrini.
Quien quiera seguir tus pasos.

Mira a cada uno de nosotros todos los días.
que a menudo ofendemos a tu dulce hijo.
Queremos renovar nuestro «Sí».
para que le des un look maternal
a los que te invocan.

Es verdad que somos pecadores,
Pero somos hijos Tuoi.
Nosotros, tus hijos, prometemos orar.
para los que no pueden caminar
un camino de santidad.

Permítanos ser hoy su apoyo,
hoy y siempre
amén

Pater, Ave, Gloria

Instagram
Instagram no ha devuelto un 200.