Durante la aparición

Queridos hijos míos, hoy también os invito a encontrar el Rey de la Paz.

Él es aquí, en la Eucaristía, ose spera para alimentarse cada día. Allí podéis encontrarlo y hablarle. Sí, el se nasconde en un pedazo de pan, ofrecido a cada uno de vosotros.

Mis hijos, es tiempo de ser testigos de la verdadera luz, porqué solo si os enamoráis de su palabra, no tendéis más hambre. Pero el hambre de que habla mi hijo, es l’Él.

Ustedes, mis apóstoles, que viven estos tiempos de gracia, todavía no pueden vestirse con nuevas criaturas. ¿Cuántos de ustedes no viven una oración constante de ayuno y sacrificio?

Él me envía todos los días para consolar a cada uno de ustedes que ya no pueden sentir su presencia.

Para sentir su amor ocurre una oración de abandono, donde la gracia pueda abandonar en vosotros y vosotros podéis reconocerlo y amarlo con todo vuestro corazón. No podéis ser llamados apóstoles, si no vivéis en su palabra.

Para resucitar a una vida nueva , mis hijos ocurre agarrar cada día su cruz, dejando su pecado porque no os da la gracia de recomenzar.

Coraje mis hijos, estoy cerca de vosotros para donar y para hacer vivir vosotros en paz y no haceros sentir solos. Miro cada uno de vosotros, con vuestras suferencias, vuestras debilidades y vuestras caídas. Yo os invito a levantarse.

Hoy no comprendéis porque mi hijo me manda entre vosotros , es difícil comprenderlo, como cuando yo era una pequeña niña de Nazaret y no comprendía.

Vivid, mis hijos por las cosas del cielo, y no por las cosas de la tierra.

Mis apóstoles, os necesito, necesito de hacerme conocer como Madre de la Ternura, para que los ríos de gracia puedan bajar en este lugar, a través de los hijos que Dios ha escogido.

No tengáis miedo de testificar, donáis a los otros lo que os fue donado. Os agradezco, mis hijos, que hacéis don de la Palabra de Dios. Os bendigo todos.

[Antes que la Virgen se disolviera le recomendé todas las raciones que me han pedido]

Escuchando el mensaje

Observaciones Generales

  • Mensaje alentador, reconfortante, como con el tiempo Pascual
  • Se subraya el tema de la Palabra
  • Mensaje orientado hacia la Misión. Suena como la «letra de la Misión “Mis Apóstoles».

Comentario

  • Introducción: «El Rey de la Paz» – Titulo interesante. En Medjugorje la Virgen se llama «Reina de la Paz«
  • «Él es allá, en la Eucaristía. Os espera para alimentarse cada día. Allá lo podéis encontrar y hablarle. Sí, él esta escondido en un pedazo de pan, ofrecido para cada uno de vosotros.» – Hermosa palabra a la adoración del Sacramento. Interpretamos mucho mejor «bajo de las apariencias del pan»
  • «Vosotros, mis apóstoles, que vivís estos tiempos de gracia , aun no podéis revestirse de criaturas nuevas.» –  Revestirse: esta expresión muy querida a San Paulo (1 Co 15/ 53; 2 Co 5/2; Gal 3/27; Ef 4/24) significa:
    • el vestido del Bautismo ( especialmente el la Víspera Pascual)
    • el cambiamento de un hombre viejo a un hombre nuevo.
    • la tranformacion del cuerpo a la resurreccion general
  • Estas palabras son verdaderamente en armonia con muchos textos de la Liturgia del Tiempo Pascual!
  • «¿Cuantos entre vosotros no viven en oración constante, hecha de yeyuno y de sacrificio?» – La famosa “oración constante” es un fin de la espiritualidad monástica antigua, especialmente de la tradición hesicasta. Encontramos temas símiles en los mensajes de Medjugorje. ¿Los miembros de los Peregrinos de María hacen verdaderamente muchos sacrificios? ¿Hacen yeyuno (régimen de pan y de agua) pedido muchas veces por el Cielo, el miércoles y el viernes?
  • «El cada día me envía a consolar cada uno de vosotros, que no lográis sentir su presencia.» – Muchas personas se quejan de la ausencia de Dios. ¿No seria su ausencia hacia Dios? Tenemos que subrayar que la meta de la vida espiritual no es de «sentir» sino de «adherir«.
  • «Para sentir su amor ocurre una oración de abandono, donde la gracia pueda abandonarse en vosotros.» – La verdadera donación de sí mismo es la condición de encuentro con Dios. ¡Otra vez, nuestro movimiento no es solamente «devocional»!
  • “Coraje mis hijos, estoy cerca de vosotros para donar y para hacer vivir vosotros en paz y no haceros sentir solos. Miro cada uno de vosotros, con vuestro sufrimiento, vuestras debilidades y vuestras caídas. yo os invito a levantarse”. –  En el grupo de oración de Polverigi, seria necesario que el animador insistiera en esta certidumbre del acompañamiento fuerte, dulce, permanente, materno de María.
  • «Vivís mis hijos, para las cosas del cielo y no para las cosas de la Tierra.» – Según la lectura de la Misa de Pascuas “Buscáis las cosas desde allá… pensáis a las cosas de allá, no a aquellas de la Tierra” (Col 3/1s) Un siglo atrás era necesario pensar mucho a la santificación de las cosas terrenas. Pero seguimos mucho este sentido. La espiritualidad moderna, en Medjugorje especialmente, insiste en las verdades escatológicas.
  • «Mis apóstoles, os necesito, necesito de hacerme conocer como Madre de la Ternura…» –  Expresión sorprendente que procede de Medjugorje. María dice a menudo que no puede hacer todo sola; necesita nuestra colaboración.
  • Notar el titulo «Madre de la Ternura», especifico de la espiritualidad de los Peregrinos de María. «Para qué los ríos de gracia puedan descender en este lugar, a través de los hijos que Dios a escogido». ¿Este lugar de pasatiempo tendría una vocación particular, querida por el Cielo?
  • Conclusión: «Donáis a los otros, lo que donaron a vosotros…» «Hijos míos, que hacéis don de la palabra de Dios.»  Aquí notamos el aspecto pascual, dinámico. Misionario de este mensaje

Deja un comentario

Cerrar menú

Send this to a friend